Uso del chupón en los bebés

El instinto de succión en los bebés

Cuando los padres primerizos nos enfrentamos a los primeros llantos de nuestros recién nacidos no sabemos cómo reaccionar y nos angustia el no poder comunicarnos verbalmente con ellos para saber exactamente qué es lo que les pasa. Los bebés lloran por muy diversas causas: están incómodos, tienen hambre, se sienten cansados, o simplemente quieren llorar un rato. Conforme pasan los días, las madres, poco a poco, van descifrando la forma de comunicación de sus hijos y aprenden a confiar más en su propio instinto materno.

La madre al estar ansiosa, nerviosa o muy cansada y desvelada tiende a trasmitir sentimientos de angustia a su bebé, que no tiene otra forma de expresarlos más que llorando inconsolable, lo que se convierte en un círculo vicioso, ya que la madre se desespera y se angustia más cuando no puede consolar a su bebé. Es aquí donde un chupón resulta ser una gran herramienta para detener ese círculo vicioso de malestar entre la madre y el bebé.

Todos los bebés, incluso antes de nacer, tienen instintos que los ayudan a sobrevivir. Uno de ellos es el instinto de succión, que les ayuda a alimentarse cuando lo necesitan. Sin embargo sucede que en algunas ocasiones, aun cuando ya bebieron toda la leche que requieren y se han saciado completamente, necesitan continuar succionando para tranquilizarse, dormirse o aliviar el dolor de cólico. Un chupón es de gran ayuda para los bebés sobre todo si se están alimentando con biberón, ya que en estos casos la necesidad de alimento se satisface mucho más pronto que el instinto de succión.

Otra ventaja que ofrece el chupón es que evita que el bebé comience con el hábito de chuparse el dedo. Esto es muy conveniente ya que la madre puede retirar los chupones cuando lo considere oportuno. Además se ha descubierto que el hábito del chupón no se prolonga durante muchos años como sucede cuando se chupan el dedo, lo que altera el correcto acomodo de los dientes.

Para que el uso de un chupón resulte ventajoso y conveniente para padres e hijos hay que tomar en cuenta algunas recomendaciones generales:

  • Compre y use varios chupones para que el bebé no se habitúe solamente a uno, y éste se pierda, se rompa o se desgaste.
  • Si el bebé tiene menos de tres meses, esterilice los chupones todos los días.
  • Si se desgasta, se rompe o se agrieta el chupón, sustituirlo inmediatamente ya que en caso de desprenderse un pequeño fragmento el bebé lo puede tragar.
  • En recién nacidos procure darle el chupón una vez que ya comió, para que su alimentación no se distraiga con un instinto de succión satisfecho.
  • No use chupones rellenos de miel.

Existen en el mercado muchas marcas y tipos. La marca Nûby ofrece la más amplia variedad de chupones para todas las edades y los gustos, desde los pequeños de silicón –para los recién nacidos–, hasta los decorados con divertidos colores y personajes para los más grandecitos. Si va a elegir chupones para su bebé tome en cuenta estas recomendaciones, que sin duda le ayudarán a usted y a su chiquito.

regreso al menu
regreso al menu
titulo comentarios